Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

Nos deja un gran maestro

Para el gran maestro, el ejercicio de la docencia va más allá de lo espacial o temporal. Tiene que ver con las respuestas que necesitan las generaciones que lo acogen como maestro aunque no hayan tenido la suerte de abrazar su sabiduría en un aula de clases. Ello sucede con Luis Jaime Cisneros, presencia serena, comprometida, apasionada, señorial y desenfadada que habitó en el mítico parnaso de los mejores intelectuales de la universidad peruana. Fue un lujo tenerlo como maestro. Leer sus artículos a contracorriente siempre será la prueba viva de que existe una auténtica pedagogía peruana en pensadores que unieron la educación, la ética, lo cotidiano y lo trascendente. He leído esta mañana varios de los artículos que se han escrito sobre nuestro queridísimo maestro. Elijo el de Alonso Cueto por el parentesco pedagógico y amical. Presencia
De todos los momentos que nos quedarán siempre de esa vida, hay algunos que aparecen rápidamente: su voz fluida y dramática en clase leyendo el famoso…