Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2008

Faulkner en la mirada de Onetti

William Faukner nació un 25 de septiembre de 1997. Perteneció a una familia tradicional y sureña, marcada por los recuerdos de la guerra de Secesión, sobre todo por la figura de su bisabuelo, el coronel William Clark Falkner. A pesar de que su vida discurrió en su mayor parte en el Sur, viajó bastante: conocía perfectamente ciudades como Los Ángeles, Nueva Orleans, Nueva York o Toronto y vivió casi cinco años en París, donde cabe aclarar que no frecuentó los círculos literarios de la llamada Generación Perdida.
Faulkner es un escritor de imprescindible lectura para los amantes de literatura y de imperdible estudio para los escritores. La literatura latinoamericana le debe mucho y, a continuación, vamos a leer un artículo de Onetti sobre su experiencia de lector y traductor del gran escritor norteamericano, laureado con el Nobel en 1949.

Incursiones en Faulkner
Juan Carlos Onetti
Hace tiempo y allá lejos pude mantenerme vivo durante un año haciendo traducciones. Durante 12 meses tuve techo…

El diccionario del diablo

Corría el año 1868 cuando Ambrose Bierce se hizo cargo de una columna satírica en el News letter. Dueño de una pluma incisiva y cargada de humor, Ambrose Bierce se dedicó a ridiculizar aspectos conceptuales y funcionales de la religión, política, la justicia,etc., El éxito que logró entre sus coetáneos se plasmó en esta obra llena de ingenio y talento para derribar las convenciones sociales. Comparto con ustedes un par de definiciones de El diccionario del diablo:



Amor, s. Locura temporal que se cura con el matrimonio o alejando al paciente de las influencias que le hicieron sufrir el transtorno. Esta enfermedad, como la caries y otros achaques, sólo se da entre las razas civilizadas que viven en condiciones artificiales; las naciones bárbaras que respiran aire puroy se alimentan de comida sencilla disfrutan de inmunidad frente a sus asaltos. A veces, resulta fatal, pero sobre todo para el médico más que para el paciente.

También puede decirse que el amor es la locura que se comete al …

ILUMINARE en la carpa roja

La semana pasada volví a la carpa roja. Mi madre y mi hijo me acompañaron. Mi hijo ingresa a la adolescencia y anda medio descreído de la experiencia circense. Vagamente recordaba a la Tarumba y ese recuerdo difuso lo animó a ir. Más feliz no pudo estar. Los tres compartimos la alegría de ver a Esmeralda desplegando su intento de brillar a través del amor y la belleza.

La trascendencia de lo cotidiano, la búsqueda del amor como un acto de perseverancia que sueña a pesar de los desencuentros. La idea de que aquello que se busca se conoce a un nivel intuitivo mágico, casi auroral. El encuentro de ese alguien que tiene tu mismo ritmo, que te acoge en tus silencios, cuya voz desde siempre reconoces. Todo eso es Iluminare.

Iluminare es magia, alegría, plasticidad, talento que se hace música, música que se hace gesto, riesgo y una acertadísima expresión corporal. Teatro, música y circo. Un espectáculo que no nos podemos perder.