Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2009

Gaza es una vergüenza

Más de mil palestinos aniquilados. De ellos, la mitad son civiles. Son 300 los niños asesinados durante este censurable ofensiva israelí que, en verdad, ofende y degrada a todo el género humano.
A continuación les transcribo un artículo firmado por José Saramago, Teresa Aranguren, Pilar del Río entre otros.

No es una guerra, no hay ejércitos enfrentados. Es una matanza.
No es una represalia, no son los cohetes artesanales que han vuelto a caer sobre territorio israelí sino la proximidad de la campaña electoral lo que desencadena el ataque.
No es la respuesta al fin de la tregua, porque durante el tiempo en el que la tregua estuvo vigente el ejército israelí ha endurecido aún más el bloqueo sobre Gaza y no ha cesado de llevar a cabo mortíferas operaciones con la cínica justificación de que su objetivo eran miembros de Hamas. ¿Acaso ser miembro de Hamás despoja de condición humana al cuerpo desmembrado por el impacto del misil y al supuesto asesinato selectivo de su condición de asesinato s…

No lo dijo Neruda, ni Borges, ni García Márquez

Hace años que algunos allegados culturosos citan el poema "Muere lentamente" como el poema que prefieren de Neruda. En esos casos, oscilo entre decirle que lo siento, pero que ese poema no es de Neruda y provocar el sonrojo de mi interlocutor o cambiar de tema. Generalmente me quedo callada y, a lo más, señalo que a mí me gusta más El tango del viudo. Lo mismo pasa con "Instantes" atribuido a Borges y una carta de despedida atribuida a Gabriel García Márquez.

En El Comercio hay una nota al respecto que reproduzco para ustedes. En este artículo se señala la verdadera autoría del poema que se le atribuye a Neruda en numerosísimos e-mails.

El poema "Muere lentamente", atribuido por error a Pablo Neruda, circula desde hace años en Internet sin que nadie sea capaz de detener esa bola de nieve, hasta el punto de que, en España, son muchos los que han recibido esos versos como felicitación on line del nuevo año.
"Muere lentamente quien no viaja, / quien no lee…

En busca de Macedonio de la Torre

Tenía poco más de quince años, creo que acababa de ingresar a la universidad. Una procesión del Señor de los Milagros, un acceso lateral al congreso y lo vi. Haya de la Torre era entonces un anciano legendario y carismático. Saludó. Estaba cerca. Le sonreí y, con la ingenuidad de esos años, creí que me devolvía la sonrisa. El segundo encuentro con el mito vivo se dio en La Colmena. Se trataba de una biografía. Estaba muy bien escrita y contaba muchas anécdotas de la niñez. Allí encontré por primera vez el nombre de Macedonio de La Torre, de quien decían que era el primo nobiliario de Haya. Nunca pude ver ninguna de sus pinturas. Siempre quise hacerlo. Eran una de esas curiosidades que duermen aletargadas y parecen tener el destino de los suspiros que no van a ninguna parte. Sobre la obra de este evasivo pintor, hablé con mi entrañable amigo Percy Murillo, también recuerdo haber platicado con Don de Juan Manuel Ugarte Eléspuru durante una entrevista que le hice a fines de los 80. Siemp…